OTROS NÁUFRAGOS DE RELATO DE UN NÁUFRAGO DE GABO (II)


INVESTIGACIÓN PERIODÍSTICA DE NÉSTOR RAÚL OSORIO CANTOR (II)

https://www.youtube.com/watch?v=MMJa9f0fc7s (Haz clic aquí)

Ilustración, serie Hernando Vergara Obra Gabo

Por Néstor Raúl Osorio. (www.vivacanarias.org) Arrecife, Lanzarote, Islas Canarias. 25 07 2018 El 22 de marzo de 2017, poco menos de un mes de que la comandancia de la Armada Nacional, para entonces a cargo del almirante Leonardo Santamaría (fallecido tres meses después, el 19 de mayo) confirmó -vía email- a este periodista, residente en España, a través de la Secretaría de Dirección de Investigaciones Disciplinarias y Administrativas -DIDA- que la marina colombiana, en efecto, se hallaba realizando investigaciones en sus diferentes dependencias de Bogotá y Cartagena de Indias, -sin demasiado éxito, también es verdad-, para responder a nuestra solicitud de información de los hechos, causas y consecuencias de la tragedia del buque de guerra ARC Caldas, formulada, el 27 de febrero del mismo 2017. La tragedia, sucedió el lunes 28 de febrero de 1955 en el mar Caribe, produjo la perdida de siete marineros en el fondo del mar y dio origen al famoso Relato de un náufrago, del escritor colombiano y ganador del Premio Nobel de Literatura 1982, Gabriel García Márquez. Aunque las pesquisas aun no habían arrojado otra novedad, no obstante, no nos ha impedido obtener de otras fuentes, (algunas provenientes de la institución naval), la suficiente información para dilucidar, de una vez por todas, las sospechas fundadas del autor que desdijo desde el comienzo la supuesta “tormenta”, aducida por el gobierno militar que gobernaba para entonces a los colombianos, como principal causa del percance. Y, en cambio, parece darle la razón a su autor, y para entonces reportero del diario bogotano El Espectador, cuando recuerda, por ejemplo, en el explosivo prólogo (Historia de esta Historia), incorporado en 1970 por Tusquets Editores de Barcelona (España) a la primera edición en formato de libro, la contundente respuesta del marinero, cuando Gabo le pidió, -en la cuarta sesión de las veinte de que constó su entrevista con el náufrago- describiera la “tormenta que ocasionó el desastre” (Página 12, Relato de un náufrago. Relato de un náufrago. 29 Edición. Tusuqets Editores. Barcelona. Julio de 1991). - “Es que no había tormenta” respondió el marinero en alusión a la tormenta, con que la Armada expuso en el boletín de prensa del día después (del 1 de marzo de 1955) como causante del luctuoso percance. -“Estaba claro –puntualizó Gabo a reglón seguido- que el relato como el destructor llevaban también mal amarrada una carga política y moral que no habíamos previsto... Así era: los servicios meteorológicos nos confirmaron que aquel había sido uno más de los febreros mansos y diáfanos del Caribe... La verdad, nunca antes publicada hasta entonces, era que la nave dio un bandazo por el viento en la mar gruesa, se soltó la cargamal estibada en cubierta en cubierta, y los ocho marineros cayeron al mar...” Uno de esos documentos es un ejemplar de la Revista Armada, (Edición de abril de 1955, Volumen 4, Número 18) en el que aparece el artículo "Hombre al agua", tan conmovedor como el de Gabo, y escrito por el mismo marinero Velasco. Analizando las fechas de las publicaciones (de la Armada y la de El Espectador), todo hace pensar que tanto su citada crónica en la publicación militar, como su narración oral y testimonial hecha al reportero, se efectuaron casi de manera simultánea, como expondremos más adelante. (Ilustraciones: Hernando Vergara; Fotos: Revista Armada; Archivo personal de Luis Alejandro Velasco; Colprensa, El Colombiano; El Espectador, blog la segundaguerra.com y Cybercorredera, otros).


Sin comentarios